Guinea Ecuatorial Press quiere enviarle la actualidad informativa en su dispositivo

No gracias
Aceptar
mié. 10 agosto, 12:24
Español
Español
Inglés
Francés
Portugués

La voluntad de la República Popular China de salvaguardar la soberanía nacional y la integridad territorial es inquebrantable

agosto 05, 2022
Noticias

Estos días, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitó la región de Taiwán de la República Popular China, lo que ha constituido una grave provocación política por elevar los intercambios oficiales de EE. UU. con Taiwán.

La visita es una seria violación al principio de una sola República Popular  China y a las estipulaciones de los tres Comunicados Conjuntos entre la República Popular China y EE. UU.. Además, ha impactado severamente la base política de las relaciones chino-estadounidenses, infringido gravemente la soberanía y la integridad territorial de la República Popular China, socavado seriamente la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwán, y enviado una señal muy equivocada a las fuerzas secesionistas que abogan por la “independencia de Taiwán”. A todo ello, la República Popular China se opone firmemente y ya ha tomado las medidas necesarias para defender su soberanía nacional e integridad territorial. Aquí, quisiera presentar al pueblo de Guinea Ecuatorial la posición de la República Popular China sobre la cuestión de Taiwán y el principio de una sola República Popular China. 

La cuestión de Taiwán es producto de la pobreza y de la debilidad de la República Popular China en el pasado y una cuestión histórica de la guerra civil, pero el hecho de que la parte continental y Taiwán pertenezcan a una sola República Popular China nunca ha cambiado y jamás cambiará. En el mundo existe una sola República Popular China, Taiwán forma parte inalienable del territorio chino, y el Gobierno de la República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda la República Popular China. Esto es el contenido central del principio de una sola República Popular China y ha sido claramente reconocido por la Resolución 2758 de 1971 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Guinea Ecuatorial fue uno de los países africanos que votaron a favor de la resolución de ese año.

El principio de una sola República Popular China es un consenso universal de la comunidad internacional, una norma básica en las relaciones internacionales, y la base sobre la que la República Popular China ha establecido relaciones diplomáticas con 181 países, entre ellos, Estados Unidos.

El principio de una sola República Popular China es la esencia central de los tres Comunicados Conjuntos entre la República Popular China y EE. UU. y la premisa y el fundamento para el establecimiento y desarrollo de relaciones diplomáticas entre la República Popular China y EE. UU.. En 1979, EE. UU. hizo un claro compromiso en el Comunicado Conjunto sobre el Establecimiento de Relaciones Diplomáticas: “Los Estados Unidos de América reconocen al Gobierno de la República Popular China como el único Gobierno legítimo de China. Dentro de este contexto, el pueblo de los Estados Unidos de América mantendrá relaciones culturales, comerciales y otras relaciones no oficiales con el pueblo de Taiwán”.

Durante un tiempo, EE. UU. no ha tenido escrúpulos al jugar la “carta de Taiwán”, no ha dejado de distorsionar, oscurecer y vaciar el principio de una sola República Popular China y ha envalentonado las actividades secesionistas en pos de la “independencia de Taiwán”. Como Presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU. y segunda en la línea de sucesión a la Presidencia, la visita y las actividades de Pelosi en Taiwán, en cualquier forma o por cualquier razón, es una grave violación de la política de una sola República Popular China prometida por el Gobierno de EE. UU.. Las fuerzas secesionistas por la “independencia de Taiwán” y EE. UU. han cambiado deliberadamente el statu quo en el Estrecho de Taiwán para provocar una crisis, convirtiéndose en la mayor amenaza para la paz y la estabilidad de la región. Estas conductas, como jugar con fuego, son extremadamente peligrosas. Quienes jueguen con fuego, perecerán por el mismo.

Adherirse al principio de una sola República Popular China es la garantía para mantener la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán. La verdadera barandilla para la coexistencia pacífica entre la República Popular China y EE. UU. son los tres Comunicados Conjuntos. EE. UU. debe tomar acciones creíbles para acatar estrictamente el principio de una sola República Popular China y las estipulaciones de los tres Comunicados Conjuntos entre la República Popular China y EE.UU., implementar efectivamente el compromiso de “cinco-noes” hecho por el líder estadounidense (a saber, no buscar una “nueva Guerra Fría” con la República Popular China; no pretender cambiar el sistema de la República Popular China; la revitalización de sus alianzas no es contra la República Popular China; no apoyar la “independencia de Taiwán”; no buscar un conflicto con la República PopularChina), y no continuar yendo más lejos por el camino equivocado y peligroso.

Sobre la cuestión de Taiwán, la posición del Gobierno y el pueblo chino es consecuente. Defender resueltamente la soberanía nacional y la integridad territorial es la firme voluntad de los más de 1.400 millones de chinos, y hacer realidad la reunificación completa de la patria constituye la aspiración común y la responsabilidad sagrada de todas las hijas e hijos de la nación china. La voluntad del pueblo no puede ser desafiada, y la tendencia de los tiempos no puede ser revertida.

Durante mucho tiempo, la justa causa del Gobierno y el pueblo chino para salvaguardar la soberanía nacional y la integridad territorial, oponerse a la secesión y lograr la reunificación nacional ha sido ampliamente apoyada por la comunidad internacional en general y por Guinea Ecuatorial en particular. Apreciamos mucho la firme adhesión del Gobierno de Guinea Ecuatorial al principio de una sola República Popular China.

El tiempo dirá que la causa justa del Gobierno y el pueblo chino sin duda alguna ganará la victoria final.

Fuente: Embajada de la República China en Guinea Ecuatorial

Envío: Clemente Ela Ondo Onguene (DGPWIGE)
Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).