Guinea Ecuatorial Press quiere enviarle la actualidad informativa en su dispositivo

No gracias
Aceptar
jue. 29 septiembre, 17:42
Español
Español
Inglés
Francés
Portugués

Incidentes en el partido amistoso Guinea Ecuatorial-Botswana, en el estadio de Malabo

octubre 16, 2010
Noticias Deportes

El público local no supo encajar la derrota de su equipo, 0-2 a favor del equipo visitante, y causó cuantiosos desperfectos en las instalaciones del estadio. Asientos destrozados, cristales rotos –destruyó todas las ventanas de la nueva sede de la FEGUIFUT, recientemente construida con la financiación de la FIFA-, así mismo destrozó el vehículo de Bonifacio Manga Obiang, Presidente de la Federación Guineo Ecuatoriana de Fútbol.

Lo que tenía que haber sido una fiesta del fútbol, puesto que se trataba de un partido amistoso, terminó con una marea humana enardecida y dispuesta a destrozarlo todo.

La primera parte transcurrió sin incidentes y terminó con empate a cero goles en el marcador. En la segunda parte, y justo en el minuto 67, cuando Nzalang Nacional, encajó el primer gol, se empezó a presentir lo que se avecinaba. Los incidentes, que ya eran alarmantes, obligaron a una primera interrupción de más de un cuarto de hora; fue entonces cuando la afición se enojó y arrojó objetos al campo, pero aquello no era nada comparado con lo que vendría después. Hubo una pequeña tregua, pero en el minuto 71 la selección de Guinea Ecuatorial recibía el segundo gol, también de una falta ocasionada en el vértice superior izquierdo de la portería de Achil Pensi, como en el primer gol, y fue aquí cuando llegó la explosión de rabia incontrolada.

Casi la mitad de los más de diez mil espectadores, como auténticas bestias y a un ritmo incesante, arrojaron latas de cervezas y piedras  al terreno de juego, sin contar con el inaguantable ruido de abucheos que lanzaban contra el Presidente de FEGUIFUT, Bon Manga, y al Secretario de Estado de Deportes, Ruslan. El escándalo alcanzó un nivel máximo, nunca visto en este estadio, y ante la poca presencia de los efectivos de la seguridad, fueron inútiles los esfuerzos desplegados para que las aguas volvieran a su cauce.

Los autores de los hechos, están en busca y captura, ya que fueron grabados por las cámaras de seguridad del estadio. El Departamento de Deportes, dice que además de las penas que se les impongan, queda igualmente prohibido el acceso de estos individuos a los estadios nacionales. Se cree que son estos instigadores los que siempre lanzan mensajes tales como que va a correr la sangre en el estadio en el caso de que la selección sea eliminada en la Can 2012.

Texto: David Monsuy Senior.

Fotos: Clemente Ela Ondo Onguene.

Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial (D.G. Base Internet).