Guinea Ecuatorial Press quiere enviarle la actualidad informativa en su dispositivo

No gracias
Aceptar
vie. 02 diciembre, 20:48
Español
Español
Inglés
Francés
Portugués

Dos millones de dólares para Haití por medio de los bancos internacionales

enero 18, 2010
Noticias Presidencia

Tras revisar las distintas posibilidades de hacer efectiva la ayuda de Guinea Ecuatorial a Haití, el Jefe del Estado, junto con los representantes del Gobierno que tratan este asunto, han decidido enviar el dinero por medio de instituciones bancarias internacionales, para la compra de bienes de primera necesidad.

La donación de dos millones de dólares se canaliza ya por medio de los bancos internacionales y las instituciones de ambos países, según manifestaron fuentes  del Gobierno Ecuatoguineano.

 

El Jefe del Estado con el completo apoyo del Gobierno, ha decidido que Guinea Ecuatorial contribuya así de una forma solidaria a  luchar contra la terrible tragedia que ha asolado el país caribeño y que ha aniquilado prácticamente a su capital, Puerto Príncipe.

 

Durante el fin de semana, el Gobierno Ecuatoguineano ha examinado la mejor manera de hacer efectiva esta ayuda. La decisión final fue hacer llegar directamente el dinero al Gobierno de Haití a través de bancos internacionales presentes en la isla, para que se invierta directamente en la compra de bienes de primera necesidad como alimentos, agua o medicamentos. En principio, se pensó en la posibilidad de enviar un avión con ayuda, pero las enormes dificultades que ofrecen actualmente los aeropuertos del país hicieron que se optase mejor por el envío directo de efectivo.

 
El terremoto de 7,3 grados según la escala de Richter, que se produjo el pasado día 12, podría haber dejado unos 100.000 muertos, según las primeras cifras que se empiezan a barajar y ha convertido a Haití en una tierra de muerte y desolación.  Cientos de miles de supervivientes han perdido familia, hogar y trabajos, y carecen de cualquier forma de ayuda para la más básica subsistencia. El epicentro del terremoto se produjo a 15 kilómetros de la capital, es decir, sobre una de las zonas más habitadas del país, lo cual ha provocado la destrucción completa de Puerto Príncipe. Desde el edificio del Palacio Real hasta el Parlamento o la sede de Naciones Unidas han quedado completamente devastados, al igual que las principales avenidas, los colegios, oficinas, supermercados y barrios completos de habitantes.  Miles de personas siguen enterradas, posiblemente vivas, debajo de las toneladas de escombros en que se han convertido las calles de Haití.

 

No es la primera vez que Guinea Ecuatorial muestra su solidaridad con una catástrofe de este tipo. Y es que, pese a ser un país pequeño, geográficamente hablando, Guinea Ecuatorial es un país grande en generosidad: la solidaridad del pueblo ecuatoguineano ya se hizo manifiesta con otras importantes donaciones de estas características, siempre auspiciadas por el Presidente y su gobierno. Se hizo  con ocasión del Tsunami que afectó a Tailandia y otras zonas del Índico en el año 2004; también se envío ayuda a Estados Unidos tras el ciclón tropical Katrina que destrozó la ciudad de Nueva Orleáns. La ayuda ecuatoguineana también llegó a China para paliar los daños del terremoto en el sudeste del país durante 2008, al pueblo y gobierno Caribeño y a países Africanos como Burkina Faso, Níger, Mali y Senegal en las inundaciones que arrasaron pueblos enteros en el pasado año 2009.

 

El Presidente y el Gobierno de la nación desean, con esta iniciativa, que el dinero procedente de las riquezas naturales con las que ha sido favorecida Guinea Ecuatorial no solamente contribuya a la mejora, día tras día, de la población ecuatoguineana. En este caso, la intención es que puedan servir igualmente para paliar el inmenso sufrimiento de Haití, con el que se comparte además la raíz hispana y un mismo idioma, y al que se siente, por lo tanto, como Estado hermano.

Pese a que a Guinea Ecuatorial todavía le queda un largo recorrido para adquirir el estatus de país emergente; pese a las carencias que aún faltan por cubrir en el territorio ecuatoguineano;  y pese a aquellos que únicamente tienen palabras como “corrupción” o “dictadura” cuando se refieren a Guinea Ecuatorial, esta nueva iniciativa deja muy clara la auténtica inquietud del pueblo ecuatoguineano, a través de sus principales representantes: trabajar por el bien de las personas y emplear las riquezas del país en beneficio de todo el mundo.